NETIQUETTE: 10 REGLAS SOBRE CÓMO COMPORTARSE EN INTERNET

Internet supone que todos podemos tener voces que opinan y discuten sobre cualquier tema. Esta libertad, que en el papel promete un nuevo nuevo tipo de democracia, no ha estado excenta de complicaciones y víctimas: noticias falsas que dañaron reputaciones, uso de memes para bromear sobre casos particulares e incluso la imposibilidad de volver a comenzar después de haber cometido un error.

En 1994, la académica Virginia Shea propuso un conjunto de lineamientos para hacer valer los derechos fundamentales en la web. Hoy, en tiempos en que la vida digital está aún más imbricada en lo cotidiano, estos principios parecen más relevantes que nunca, ¿has incumplido alguno?

N°1: Recuerda que al otro lado de la pantalla hay un ser humano. 

A pesar de que no estás teniendo una conversación presencial o quizás la broma que publicaste sobre alguien iba solo en un perfil de Facebook que no puede sentir ni expresarse por sí solo, ese avatar representa a un humano con derechos fundamentales, cuya vida realpuede verse afectada por lo que se diga en su vida virtual.

N°2: Los mismos estándares que usas para relacionarte con alguien en persona debieras ocuparlos en la web.

Esto es básicamente ser ético y respetar la ley. Si estás en una fiesta y escuchas a alguien afirmar una estupidez, ¿cómo te acercarías para corregirlo? Probablemente sería una aproximación menos agresiva de la que podrías llegar si tienes todo el tiempo y estás parapetado tras tu celular.

N°3 Sé consciente de dónde estás publicando contenido. 

Internet almacena información. Todos tenemos una huella digital. Tenemos que estar conscientes que tanto la información que publicamos sobre los demás, como de nosotros mismos deja huella en todos lados. Huella que en el futuro puede complicarnos, aun cuando creamos que todo es cosa pasada. Un gran comercial de la agencia creativa Duval Guillaume

N°4 Respeta el tiempo y los datos de internet de las otras personas.

Adopta una conducta responsable y consciente sobre la importancia de los contenidos que se publican. No todo lo que publicas es importante para quien lo va a recibir. Sí, les hablamos a uds: a los que publican Instagram Stories de sus pies caminando sin ningún contexto o suben doce selfies sacando la lengua por día.

N°5 Muestra tu mejor lado. 

Esta debe ser la regla más cumplida. Obviamente la mayoría muestra su lado favorito: sea en una foto o en el alarde de sus éxitos profesionales. El sentido de esta regla es no dejar que un momento de vulnerabilidad te haga, por ejemplo, publicar un estado depresivo en Facebook sobre lo terrible que es el amor y del cual es posible que te arrepientas. O en un intercambio de argumentos en un foro, dejar que la rabia te consuma y dejar pasar faltas de ortografía en tu respuesta. O estar borracha en una fiesta y decirle a esa amiga que suba no más tu Instagram Storie bailando penosamente. Ejemplos hay miles, pero se reduce a tener cuidado con “cómo quedas parado” al publicar algo online.

N°6 Comparte conocimiento experto. 

Al comunicar algo, lo importante es evaluar cuán veraz es. La revolución de Internet fue poner un mundo de conocimiento a un fácil acceso. Estar consciente que desde tu profesión o experiencia de vida puedes aportar algo real a esta red de información es el lineamiento para seguir esta regla.

N°7 Ayuda a mantener las Flame Warsbajo control 

Los Flame Warsson series de discusiones en internet entre dos o más usuarios de tono insultante y poco constructivo (¿quién no ha leído los comentarios de Emol?). Estas peleas se producen por dos razones:

-No se pueden transmitir entonaciones ni expresiones faciales por lo que eso, sumado a una comunicación que no es totalmente simultánea, genera malos entendidos

-Muchas de estas peleas se producen porque los individuos no tienen el mismo marco teórico. Entonces creen que están discutiendo sobre el mismo concepto, cuando ambos lo entienden de una forma distinta.

Estas discusiones son normalmente generadas o potenciadas por los trollsde internet. En resumen: no seas uno de ellos.

N°8 Respeta la privacidad de las personas. 

Esta regla apunta a usuarios respetando a otros usuarios, como también a empresas respetando la información privada que como usuario les hemos dado. Si no, pregúntenle a Mark Zuckerberg

N°9 No abuses de tu poder. 

Si bien esta regla apunta a las empresas que pueden conocer información sensible de un usuario propensa a causar daño al honor, es también aplicable a los famosos influencersque, considerando la cantidad de seguidores que tienen, cargan también con la responsabilidad  de ser fidedignos en la información que comparten y el poder de acción que esto les da. Si cinco mil personas te prestan su atención día a día, no querrías darles un consejo engañoso o decirles algo de lo que te podrás arrepentir.

N°10 Perdona los errores de los otros usuarios.

Perdonar y olvidar solo se puede dar poniéndonos en los zapatos del otro. La comunicación digital ocurre a través de máquinas y algoritmos, pero solo los seres humanos sabemos perdonar y tener compasión. Tú también te equivocas, también tuviste un mal día, también tienes rabia por otras cosas, ¿por qué no podría pasarle eso a la persona cuyo tweette enfurece?

*Este artículo fue basado en el libro  ‘Google: derecho al olvido y desafíos éticos en el escenario mediático digital’ de María José Labrador y Edward Carter. Entérate más sobre esta temática aquí.